Puertas cortafuegos normativa en España

Puertas cortafuegos homologadas

PUERTAS CORTAFUEGOS NORMATIVA EN ESPAÑA

Las puertas cortafuegos son un elemento esencial en la protección contra incendios en edificios. Su principal función es impedir la propagación del fuego y del humo, proporcionando tiempo suficiente para la evacuación de las personas y la intervención de los servicios de emergencia. En España, la normativa que regula las puertas cortafuegos es estricta y detallada, asegurando que estas puertas cumplan con los más altos estándares de seguridad. En este artículo, analizaremos la normativa vigente, los requisitos técnicos y las certificaciones necesarias para las puertas cortafuegos en España.

Normativa de Aplicación

Código Técnico de la Edificación (CTE)

El principal marco normativo que regula las puertas cortafuegos en España es el Código Técnico de la Edificación (CTE), específicamente el Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio (DB-SI). Este documento establece las exigencias básicas de seguridad que deben cumplir las edificaciones para garantizar la protección de los ocupantes y la integridad del edificio en caso de incendio.

Exigencias del DB-SI

  1. Resistencia al fuego (EI): Las puertas cortafuegos deben ser capaces de mantener su integridad y aislamiento térmico durante un tiempo determinado, que puede ser de 30, 60, 90, 120, 180 o 240 minutos, dependiendo del uso y las características del edificio.
  2. Estanqueidad al humo (S): Además de la resistencia al fuego, algunas puertas cortafuegos deben ser estancas al humo, impidiendo su paso entre compartimentos.
  3. Durabilidad y mantenimiento: Las puertas cortafuegos deben ser instaladas, mantenidas y revisadas periódicamente para asegurar su correcto funcionamiento en caso de incendio.

Normas UNE

Las normas UNE son las normas técnicas elaboradas por la Asociación Española de Normalización (UNE) que detallan los requisitos técnicos y los métodos de ensayo para las puertas cortafuegos.

Normas Relevantes

  • UNE-EN 1634-1: Ensayos de resistencia al fuego para puertas y otros elementos de cierre.
  • UNE-EN 13501-2: Clasificación en función del comportamiento frente al fuego de productos de construcción, incluidos los sistemas de protección pasiva contra incendios.
  • UNE-EN 14600: Requisitos de funcionamiento para puertas y ventanas cortafuegos y cortahumo.

Certificación y Marcado CE

Para que una puerta cortafuegos sea comercializada y utilizada en España, debe contar con el marcado CE, que asegura su conformidad con las directivas europeas de productos de construcción. Además, deben contar con un certificado emitido por un organismo notificado que garantice que la puerta cumple con las normas UNE aplicables.

Proceso de Certificación

  1. Ensayo y Evaluación: Las puertas cortafuegos deben ser ensayadas en laboratorios acreditados para verificar su resistencia al fuego y otras características.
  2. Expedición del Certificado: Tras superar los ensayos, se emite un certificado de conformidad.
  3. Marcado CE: El fabricante coloca el marcado CE en el producto, junto con la declaración de prestaciones.
PUERTAS CORTAFUEGOS NORMATIVA EN ESPAÑA

Requisitos de Instalación y Mantenimiento

Instalación

La instalación de las puertas cortafuegos debe ser realizada por personal cualificado y siguiendo las instrucciones del fabricante para asegurar que la puerta mantenga sus propiedades de resistencia al fuego.

Mantenimiento

Las puertas cortafuegos deben ser revisadas periódicamente para garantizar su correcto funcionamiento. El mantenimiento debe incluir:

  • Inspección visual: Comprobar que no existen daños visibles en la puerta, marco o mecanismos de cierre.
  • Pruebas de funcionamiento: Verificar que la puerta cierra correctamente y que los dispositivos de cierre automático funcionan adecuadamente.
  • Sustitución de componentes: Reemplazar cualquier componente defectuoso o desgastado.

FAQ

Según la normativa española, específicamente el Código Técnico de la Edificación (CTE) y las normas UNE, una puerta cortafuegos debe cumplir con varios requisitos clave:

  • Resistencia al fuego (EI): Debe mantener su integridad y aislamiento térmico durante un tiempo especificado (30, 60, 90, 120, 180 o 240 minutos).
  • Estanqueidad al humo (S): En algunos casos, también debe impedir el paso del humo entre compartimentos.
  • Certificación y marcado CE: Debe estar certificada y llevar el marcado CE, lo que garantiza que cumple con las normativas europeas.
  • Instalación y mantenimiento: Debe ser instalada y mantenida adecuadamente por personal cualificado para asegurar su funcionamiento correcto en caso de incendio.

La diferencia principal entre una puerta cortafuegos EI30 y una EI60 es el tiempo durante el cual la puerta puede resistir el fuego y mantener sus propiedades de integridad (E) e aislamiento térmico (I).

  • EI30: Resiste el fuego durante al menos 30 minutos.
  • EI60: Resiste el fuego durante al menos 60 minutos. La elección entre una y otra depende del tipo de edificio y el nivel de protección requerido según el Código Técnico de la Edificación (CTE).

El mantenimiento de las puertas cortafuegos es crucial para asegurar su efectividad en caso de incendio. Debe incluir:

  • Inspección visual: Revisar que no haya daños visibles en la puerta, el marco o los mecanismos de cierre.
  • Pruebas de funcionamiento: Verificar que la puerta cierra correctamente y que los dispositivos de cierre automático funcionan adecuadamente.
  • Limpieza: Limpiar regularmente los componentes para evitar acumulaciones de polvo y suciedad que puedan afectar el funcionamiento.
  • Sustitución de componentes: Reemplazar cualquier componente defectuoso o desgastado para mantener la puerta en óptimas condiciones. Las revisiones deben realizarse al menos una vez al año o según las indicaciones del fabricante.

Al momento de la instalación, una puerta cortafuegos debe ir acompañada de la siguiente documentación:

  • Certificado de conformidad: Emitido por un organismo notificado que confirma que la puerta cumple con las normativas UNE aplicables.
  • Marcado CE: Indicación visible en la puerta que muestra su conformidad con las directivas europeas de productos de construcción.
  • Declaración de prestaciones: Documento del fabricante que detalla las características técnicas de la puerta y su desempeño en los ensayos de resistencia al fuego.
  • Manual de instalación y mantenimiento: Instrucciones proporcionadas por el fabricante sobre cómo instalar y mantener la puerta correctamente. Tener esta documentación es esencial para asegurar que la puerta cortafuegos cumple con todas las normativas vigentes y funcionará adecuadamente en caso de incendio.

Cumplir con la normativa de puertas cortafuegos en España es fundamental para garantizar la seguridad en caso de incendio. El CTE y las normas UNE proporcionan un marco detallado para asegurar que estas puertas ofrezcan la protección necesaria. Asegurarse de que las puertas cortafuegos estén debidamente certificadas, instaladas y mantenidas es una responsabilidad crucial para propietarios y gestores de edificios.

Para más información sobre la normativa de puertas cortafuegos, visite Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana o ponganse en contacto con nosotros si tiene alguna duda o consulta.

Scroll al inicio

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar